alfonso infantes

GALERÍAS
35 imágenes en: BERLÍN ARQUITECTURA
Berlín es una ciudad de contrastes. Seguramente su trágica y reciente historia la ha configurado así. Son muchas las impresiones que recibes cuando llegas allí. En primer lugar su extensión, la mayor de Europa: avenidas inmensas que se alejan y no les ves el fin. La segunda, la de ciudad relajada, tranquila, sin prisas, alejada de los enormes atascos de una urbe como Madrid o Barcelona, ciudad de bicicletas, de muchas bicicletas, ciudad para pasear por sus enormes parques, por sus múltiples canales. Y entonces nos damos cuenta de que no es una ciudad mediterránea, porque percibimos allá por donde vamos sosiego, silencio, limpieza… Es entonces cuando sentimos la importancia de las flores… y de las velas… y al mirar hacia arriba volvemos a percibir los contrastes: la torre de la televisión, que preside la ciudad, se mezcla con torres medievales, con esculturas barrocas, con cúpulas neoclásicas… y con grúas del siglo XXI… porque Berlín es una ciudad en construcción… porque ha empezado a reencontrarse a sí misma a partir de 1989, cuando cayó aquel vergonzante muro que a todos nos dividía, y entonces hubo que reconstruir la desolación que había a ambos lados del mismo… y se mezclan edificios uniformes, rígidos, bunquerizados, con explosiones, a veces lujuriosamente capitalistas, de cristal e hierro que nos deslumbran con los reflejos del sol. Y volvemos la vista a la tierra y visitamos los museos, los cientos de museos que posee Berlín… y nos da envidia de que haya tanta preocupación por la cultura, por la conservación del medio ambiente… y nos resulta inevitable comparar…
Copyright © 2017, alfonso infantes